Critical Solutions

Google+ Twitter YouTube

Goode Intelligence: seguridad biométrica móvil obtendrá cuantiosos ingresos en 2018

10 Febrero, 2015

California, Estados Unidos.- La decisión de Apple de implementar su sensor Touch ID de huellas digitales en el nuevo iPhone 5S ha generado ondas de choque por todo el escenario móvil, lo que ha provocado que el analista de seguridad móvil Goode Intelligence pronostique un crecimiento masivo de esta tecnología para 2018, junto con abundantes ingresos.

El nuevo informe de Goode, titulado “Seguridad biométrica móvil – Informe pronóstico de mercado 2013-2018” (Mobile Biometric Security – Market Forecast Report 2013 – 2018) señala que, además de Touch ID, la creación de un ecosistema fuerte como soporte a la biometría en los dispositivos móviles de consumo, harán que un estimado de 3 mil 400 millones de usuarios estén empleando la biometría móvil en 2018. Junto a ese incremento en la adopción de la tecnología, las implementaciones móviles deben generar cerca de 8 mil 300 millones en valor por ingresos para la industria biométrica.

El informe de Goode predice que los sensores de huellas digitales en el año 2015 serán una función estándar en la mayoría de los teléfonos inteligentes de gama alta y las tabletas, y para 2018 se espera que esa tecnología sea de uso común en todos los dispositivos móviles.

El informe sobre seguridad biométrica móvil también detalla los siguientes factores principales que determinan el esperado crecimiento del mercado y la adopción de seguridad biométrica móvil.

La “consumerización” (“Consumerization”) de la biometría. El franco apoyo de Apple a la biometría de huellas digitales ha variado el pronóstico para esa tecnología, modificando el mercado y reconsiderando la biometría como un método conveniente de comunicación con la tecnología de consumo. Con anterioridad se había asociado la biometría con la seguridad de alto nivel, el control fronterizo, las tarjetas nacionales de identificación y el control de acceso a locaciones de alta seguridad, pero el iPhone 5S y los productos Touch ID de Apple han situado la biometría bajo una luz nueva y orientada hacia el consumidor.

Conveniente protección del dispositivo móvil. La actual autenticación de los dispositivos móviles es inconveniente y engorrosa, incluso a menudo deja los dispositivos sin ninguna o muy poca protección. Este problema puede obviarse en gran medida mediante la sustitución de los PINs y contraseñas por una solución biométrico de fácil empleo.

Comercio móvil. Los dispositivos móviles se han convertido en el método principal para conducir el comercio digital, aunque la verificación de identidad y la autorización de pago no han logrado desarrollarse lo suficiente para equipararse con este factor de forma. La biometría ofrece un método conveniente y seguro para comprobar la identidad y autorizar los pagos.

Como parte de una solución de autenticación multifactor. La mayoría de los principales proveedores de autenticación dan soporte a la biometría en sus soluciones de autenticación, o tienen planes de hacerlo. Estas soluciones tendrán el apoyo de iniciativas para estándares de autenticación como la Alianza FIDO, cuyo objetivo es posibilitar que la biometría sea de fácil empleo en los dispositivos móviles.

Los dispositivos móviles se hacen más seguros. Touch ID de Apple aprovecha una “bóveda segura” que garantiza que las plantillas de huellas digitales estén almacenadas en un área segura del hardware. Algunas fuentes indican que para lograr esto Apple está utilizando TrustZone de ARM, un entorno de seguridad de hardware para el almacenamiento seguro y la ejecución confiable. Para que los dispositivos móviles sean más robustos, los servicios de seguridad se están integrando en todas las plataformas móviles con el fin de contrarrestar malware y proteger la información y transacciones sensibles. Entretanto, servicios complementarios como Mobile Device Management (MDM), Secure Containers y Mobile Application Management (MAM) ayudan a crear una plataforma confiable que dé soporte a la seguridad biométrica en dispositivos móviles de consumo.

Fuente: Seguridad en América